miércoles, 30 de enero de 2013

INDIGNACIÓN, RABIA, ODIO E IMPOTENCIA

-Estas cuatro palabras son las que me vienen a la cabeza al pensar la situación que viví ayer cuando presencié el robo de la bici de mi amigo Carlos Fierro. Resulta que después de un día duro de exámenes quedé con él sobre las 20:30 para ir a dar una vuelta con la bicis porque me acababa de llegar un foco de LED para grabar de noche y nos apetecía estrenarlo con algo de acción nocturna. Para ello tuvimos que ir a comprar pilas y escogimos el supermercado al que vamos desde hace mas de dos años cuando salimos a montar. Solemos dejar las bicis dentro, en el rellano del supermercado, justo en frente de las cajas y no solemos estar mas de un minuto comprando, teniendo las bicis vigiladas, aunque se encuentren dentro del supermercado. Pero ayer fue diferente a lo habitual, ya en la cola mandé a Carlos a por una refresco y a la vez me giré para sacar la cartera, que justamente la había metido en la mochila cuando la suelo llevar siempre en los pantalones, en esa fracción de tiempo, que debieron ser 10 segundos, la bici desapareció. Carlos cogió mi bici corriendo e intentó seguirle el rastro, pero no dio resultado. Aun me cuesta creer lo que pasó y la gentuza que te puedes encontrar en el mundo...


Esto sucedió en la segunda playa del Sardinero, Santander. La bici es la que veis en la foto, una Specialized Enduro con componentes muy característicos como el manillar amarillo Nukeproof, bujes hope rojo o potencia slipt second, bielas XTR y frenos HOPE m4. 

Si alguien ve algo, ya sea en la ciudad o por foros de ciclismo, segundamano, milanuncios, esperamos que nos lo podáis comunicar y si hay suerte encontrar la bici.

¡Gracias por vuestra colaboración!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada